MURIÓ CESAR ISELLA

A los 82 años y por un problema cardiaco el autor de “La canción de las cosas simples” e inumerables exitos del cancionero popular argentino dejo de existir.

La carrera de Isella tomó impulso en 1956 cuando se sumó a un grupo creado tres años antes y que fue decisivo en la música folklórica: Los Fronterizos. Permaneció en el grupo hasta mediados de los 60. Se fue para iniciar su carrera solista después de haber grabado con Los Fronterizos la Misa Criolla de Ariel Ramírez, una de las cumbres de la música popular argentina.

Tras su paso por Los Fronterizos, Isella adhirió al Nuevo Cancionero, el movimiento que auspició Armando Tejada Gómez desde Mendoza, y del que participó una joven Mercedes Sosa. Junto a Tejada compuso los clásicos “Canción de las simples cosas” y “Canción con todos”, que en la voz de la tucumana tuvieron versiones memorables. Junto a Hamlet Lima Quintana fue el autor de “Zamba para no morir”.

Isella padeció el exilio al producirse el golpe de 1976. Regresó en 1983 y retomó su carrera. En los años 90, al tiempo que descubrió a Soledad, dirigió tres años seguidos la “Peña Oficial” Festival Nacional de Folklore de Cosquin, que incorporó a artistas jóvenes.

El 25 de septiembre de 2012, Isella fue nombrado Embajador de la Música Popular Latinoamericana (con rango y jerarquía de Subsecretario), por la Secretaria de Cultura de la Presidencia de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *