LA TIERRA DEL TANGO BORGES Y MARADONA

La vida es un paréntesis y dentro de el hay que pasarlo lo mejor posible, ellos lo sabe bien. El… Raúl Martorel que con su elegancia intachable y su barbita almidonada deja absortos a todos al pasar, ella Naanim Timoyko que su figura nos deja ver a la mujer argentina en toda su magnitud (la más bella del mundo), nos deleitan y hacen magia con sus pasos en la pista de baile improvisada con el tango que tiene aroma a café recién hecho en algún viejo bar de San Telmo, Boedo o Flores, Tanguera del maestro Mariano Mores.

En Buenos Aires siempre habrá Tango mientras haya artistas como ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *