LA TIERRA DEL TANGO BORGES Y MARADONA

La vida es un paréntesis y dentro de el hay que pasarlo lo mejor posible, ellos lo sabe bien. El… Raúl Martorel que con su elegancia intachable y su barbita almidonada deja absortos a todos al pasar, ella Naanim Timoyko que su figura nos deja ver a la mujer argentina en toda su magnitud (la más bella del mundo), nos deleitan y hacen magia con sus pasos en la pista de baile improvisada con el tango que tiene aroma a café recién hecho en algún viejo bar de San Telmo, Boedo o Flores, Tanguera del maestro Mariano Mores.

En Buenos Aires siempre habrá Tango mientras haya artistas como ellos.

Deja un comentario