A todo o nada

Las revoluciones se ponen a mil, el pulso se acelera cada vez que se acerca más y más la hora. El corazón se detiene al borde del infarto, solo esperando que la caprichosa comience a rodar y que en 90 minutos o en 120 tal vez se defina todo…La felicidad de unos el grito de gol. La tristeza de los otros el llanto, el ocaso el tener una semana oscura y sombría, es que el futbol tiene eso es mucho más que un deporte para los argentinos, es el sentir es el esperar todo o nada…Sobre todo en un año que fue bastante difícil para esta patria, sin entrar a hablar de la Política que ya bastantes ajustes nos trajo, fue el año en que se habían puesto todas las ilusiones en el Mundial de Rusia.

Allá por junio Millonarios y Xeneizes se mezclaban en abrazos cada vez que la selección de Messi y Compañía lograba acertar en el arco rival y todos por igual pedían que Armani defendiera el arco albiceleste o que Pavón mandara un centro salvador.

Pero bueno ya sabemos cómo fue la historia en esa ocasión una rápida eliminación en manos del Campeón del Mundo (Francia)  al cruzarnos antes de tiempo hizo que volviéramos a casa con mucha pena y sin gloria, cabe aclarar que los franceses recibieron seis goles en todo el Mundial de los cuales tres se los convirtió Argentina, puede ser solo un detalle pero es para que podamos analizar nuestro potencial.

Pero bien ahora la historia es bastante diferente el pueblo Millonario y el Mundo Boca están muy separados por sus camisetas  y con mucha ilusión esperando ganar la Final de todas las finales…En la calle no se habla de otra cosa, el empate en el primer partido en la Bombonera deja abierta toda expectativa para la final de finales en el Monumental, la incertidumbre por un lado si ataja o no Andrada, la desazón del otro con la lesión de Nacho  Scocco solo pone más condimentos a un partido en el que se va la vida de los protagonistas y se juega el prestigio de los dos clubes, un momento histórico que probablemente no se repita en cien años más y como dijo el gran periodista Dante Panzeri “Futbol, dinámica de lo impensado”  solo sabremos el resultado a ciencia cierta cuando el árbitro de esa pitada final tan esperada por todos, eso sí y esto es un dato no menor la Copa este año de seguro quedara en Argentina ya es suficiente como para estar orgullosos de nuestro futbol, sumado a que Real Madrid no está al nivel de otros años cualquiera de los dos que gane esta copa ya sea el plantel del Mellizo Guillermo o los del Muñeco Gallardo están en optimas condiciones para ir y pelearle la Copa Intercontinental de igual a igual a los Merengues del Madrid.

Pero bueno primero lo primero hay que ver que pasa este sábado en la gran final de este River Boca que será una hoguera, Buenos Aires la Ciudad de dos Riberas tiene dos camisetas el Riachuelo y El Plata mezclaran sus aguas por ahí cerca, pero River y Boca no se mezclan.

G.Guardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *