Murió Silvana Suárez, ex Miss Mundo Argentina

Tenía 64 años y vivía en la localidad serrana de Nono, en Córdoba. Le habían diagnosticado un cáncer.

La ex Miss Mundo falleció el viernes por la tarde en la localidad de Nono, Córdoba. Su carrera se consagró al ganar el 28° certamen internacional en 1978.

Suárez ganó el concurso de belleza Miss Mundo celebrado en Londres, Inglaterra durante 1978. Se trató de la segunda representante argentina en obtener dicho título; la primera fue Norma Cappagli en 1960.

Desde hace varias décadas vivía en el Valle de Traslasierra y murió a causa de un cáncer de colon. Tiempo atrás, Suárez había contado en una entrevista con Infobae su necesidad de alejarse de la vorágine de la ciudad y volcarse a una vida más espiritual.

La ex Miss Mundo estuvo casada con el dueño de Ámbito Financiero, Julio Ramos, y dicha relación la llevó a protagonizar uno de los momentos más tensos de los almuerzos de Mirtha Legrand.

La pelea ocurrió en 1999, cuando la ex Miss acudió al programa y la conductora le insistió en que hablara de su matrimonio con el empresario. Sin embargo, la ex modelo se negó y se levantó de la mesa reiterando: “Me invitas para usarme a mí”. Y abandonó el programa mientras que Mirtha Legrand le decía: “Yo no necesito de vos para tener audiencia, Silvana Suárez. No te necesito”.

Tiempo después, al recordar el hecho, Suárez no se mostró arrepentida. “Al ser dueño de un diario, y al no poder él, digamos, tratar el tema de la separación desde un lugar más proactivo, utilizó el diario en contra mía. Y yo tenía dos chicos chiquitos, así que hice magia para que esto no los dañara pero es imposible. Aparte era muy machista, entonces ¿cómo una mujer iba a hacer esto?”, aseveró.

Y en medio de todo eso torbellino mediático, llegó a la famosa mesa de Mirtha Legrand, de la que se levantó tras discutir con la conductora.“La verdad que yo no tendría ni que haber ido, pero siempre me sentí como con culpa de no ir. Y voy y de golpe ella tomó partido: el que tenía el poder era Julio”, sentenció.

Silvana Suárez se coronó como la mujer más bella del mundo cuando tenía 19 años

Silvana Suárez nació en Córdoba, creció en una familia de artistas y tuvo una infancia rodeada de elementos para la pintura y la escultura. Hasta que sus padres se separaron y terminó viviendo con su madre.

Al terminar el secundario, se recibió de profesora de música y directora de coros. Luego, decidió estudiar arquitectura en la Universidad Católica de Córdoba. Pero finalmente se volcó al modelaje impulsada por su madre, que la convenció de anotarse en un concurso de belleza que había organizado el diario Tiempo Cotidiano.

En la final de la edición 28 del concurso de belleza Miss Mundo, que tuvo lugar el 16 de noviembre de 1978, Silvana Suárez se coronó reina. Con 19 años, fue elegida como la mujer más linda del mundo. El evento tuvo lugar en el Royal Albert Hall de Londres.

Al ganar este concurso se dieron todas las posibilidades de que pudiera vivir en Londres y viajar por todo el mundo. “El lugar que más me gustó fue Tailandia. En ese momento hice Kuala Lumpur. Me gusta mucho, me parece exótico y me gustan mucho las comidas picantes y la arquitectura, porque es muy diferente a la nuestra. También estuve dos años viviendo en Japón”, contó.

Si bien volvía de manera intermitente al país, se radicó definitivamente en Argentina a los 30 años, cuando conoció al empresario de medios Julio Ramos y se casaron a los pocos meses. Él, en segundas nupcias.

Uno de los momentos más dramáticos que le tocó vivir en su vida fue justamente el divorcio, que terminó con denuncias de maltrato. Fue muy mediático y a ella le costó mucho sobrellevar.

“Por suerte hice un trabajo muy profundo. Y pude cambiar, decantar mucho y rescatar. A ver, si yo me agarro de lo malo entonces estaba loca en casarme y tener hijos con una persona que tenía ciertas patologías, que al principio yo no vi. Que aparte se fueron exacerbando con los años. Pude perdonarme, perdonar, y puedo rescatar, digamos, las cualidades de la otra persona”, aseguró Suárez.

Para superar ese momento de su vida, Silvana hizo mucha terapia. Durante cuatro años se volcó a las constelaciones familiares y cuando se instaló en Córdoba hizo dos años de terapia emocional, terapia neural, y con biodecodificación, también con bioneuroemoción. “Es un pilar fundamental de mi vida conocerme a mí misma. Saber realmente quién soy. Y quiénes somos ¿no? Y abrir la conciencia, me parece que para eso vinimos”, había dicho en aquella ocasión.

Cuando decidió alejarse de los medios y dedicarse al arte en las sierras, Silvana también tuvo una breve incursión en la política. En 2019, la convocaron para que se postulara como candidata a intendenta de un pueblo serrano.

“Pasa que aquí no había candidatos. Según lo que los amigos me decían estaba la misma gente de siempre y me lo propusieron. Entonces dije: ‘Bueno, me puedo postular yo. Puedo hacer un aporte al turismo y rodearme de la gente idónea’. Después me dijeron que se guardaban la política para los nativos de acá. Y lo tomé con soda. Yo me acerqué porque no había gente y estaba dispuesta a hacerlo. Pero mi vida está centrada en otra cosa, en el arte, en la arquitectura”, apuntó.

Deja un comentario